Los pequeños asesinatos de Agatha Christie

Para mi primera crítica en esta categoría de mi blog, dedicada al cine, no voy a comentar de una película, sino de una sucesión de detectives que descubrí por al azar al inicio de esta tercera temporada. ¿De qué se habla? Más exactamente, hablamos de una sucesión de telenovelas de la policía francesa que se emiten en la actualidad todos los viernes durante la noche en la sección primera de la tarde en France 2.

 

Los pequeños homicidos de Agatha Christie es una serie donde se transporta a cabo una investigación policial de más de 90 minutos de duración inspirada en las novelas del novelista inglés citadas en el título. Así, la serie se inspira libremente en las proyectos de Agatha Christie. ¿Qué significa eso? Simplemente, que en el final, nada en esta producción se se ve al universo del escritor británico, excepto el asesinato desde el inicio y la resolución del caso en el final. Todo lo demás es totalmente diferente porque, antes que nada, la acción tiene lugar en una comisaría del norte de Francia en la década de 1950 y, en segundo lugar, la serie tiene un trío de individuos que no tienen nada en común con Hércules Poirot o Miss Jane Marple. No obstante, el espectáculo es muy entretenido, inclusive diría que es refrescante. Por mi parte, caí en el atractivo de los créditos de apertura que predomina de todas las demás series emitidas aquí y en los USA. Es una animación de recortes de papel donde los personajes principales de la serie están ocupados llegando a la escena del delito con música ácida y chispeante. ¡Increíble! Así que precisamente, el recorte no es una técnica de animación reciente, todo lo opuesto, pero el hecho es que los créditos son increíbles.

LOS PEQUEÑOS ASESINATOS DE AGATHA CHRISTIE

No obstante, el punto fuerte de la serie radica en sus personajes principales, son tan buenos que con ellos se perdería interés en el avance de la investigación. El Comisario Swan Laurence, interpretado por el actor Samuel Labarthe, es la cabeza pensante del conjunto, y también diría que él es la única cabeza pensante. El Comisario Swan Laurence, teñido de humor y flema británicos, es un hombre frío con una respuesta aguda y frágil. Cínico, también se hace pasar por misógino. ¿De verdad lo es? Es difícil de decir… De todos métodos, el deporte preferido del Comisario Swan Laurence es burlarse de la periodista Alice Avril, algunas veces mezquina (pero a quien le agrada ser castigada). Esta última, interpretada por la actriz Blandine Bellavoir, es por consiguiente editora de La Voix du Nord. Alice Avril es una mujer sin dependencia con un carácter fuerte y una aceptable lengua. Sueña con ser notera y para conseguirlo, Alice Avril se implica en las indagaciones del Comisionado Laurence. No obstante, nada es simple para nuestro periodista, nos encontramos en los años 50 y reina la misoginia. Por último, el último personaje principal de la serie no es otro que el secretario del Comisario Swan Laurence. Élodie Frenck es especial en Marlène Leroix, asesora rubia y pulposa tan hermosa como desinformado. Marlène Leroix no es una asistente muy capaz, pero tiene una verídica amabilidad, tanto ingenua como emocionante. Podríamos fácilmente enamorarnos de él.

El adornado, la imagen, el color y los trajes son impecables, se se ve a Mad Men. ¡Me encanta! ¡Me encanta! Entonces, me agrada el lado excéntrico de la serie y continuar a todos estos individuos entrañables y coloridos. Les Petits Meurtres d’Agatha Christie es una sucesión de detectives con un humor algunas veces corrosivo que me queda como un guante. No todos los episodios son iguales y algunas investigaciones son menos atrayentes que otras, pero el grupo todavía es interesante. Con los Pequeños Homicidos de Agatha Christie, ¡pasamos 90 minutos relajados y sin preocupaciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *