Una historia mundial de la anarquía, por Gaetano Manfredonia

¿Qué es la anarquía? Larousse en ligne da dos definiciones:

“Estado de una sociedad caracterizada por un gobierno sin la autoridad necesaria, y atrapada en un conflicto desordenado: Sacar a un país de la anarquía.”

“Un estado de caos, de confusión en un campo de actividad, gracias a la sepa de reglas, o a su inobservancia: Anarquía económica, monetaria.


Como puede leer, ámbas definiciones anteriores están un poco orientadas. ¿Verdad? Tal vez. Pero responderemos a esta pregunta un poco más tarde… Entonces, en la sociedad de la cual formamos parte de hoy, el término anarquía se usa de forma peyorativa para detallar más comunmente un mundo en caos y en el que reina el caos y el caos. El académico Gaetano Manfredonia, experto de todo el mundo libertario y creador del libro, se esfuerza por exhibir todas las facetas de la anarquía. Además, aunque la obra empieza con una ilustración que exhibe la decapitación del rey Luis XVI, porque el creador sitúa los orígenes de la anarquía en el movimiento de la Revolución Francesa, Gaetano Manfredonia considera a Pierre-Joseph Proudhon como el padre del anarquismo y del movimiento anarquista. Además, fue Pierre Joseph Proudhon quien dio por primera oportunidad un concepto positivo a la palabra anarquía en su ensayo “¿Qué es la propiedad? y en el que el creador define la anarquía como una clase de gobernanza que funcionaría como iguales, oséa, sin un amo o soberano.

Así, en 300 páginas el historiador Gaetano Manfredonia cuenta la historia mundial de la anarquía a través de retratos de individuos que habrán marcado este movimiento, pero también desde anécdotas como la que exhibe cómo los anarquistas cubanos abandonaron muy rápidamente a Castro por su política bastante dirigista. El anarquista Bakunin ya confirmaba en su época que una revolución socialista autoritaria daría lugar a un “Estado pseudopopular” que “no sería más que el gobierno despótico de las masas proletarias por una exclusiva y muy bloqueada aristocracia de reales o teóricos eruditos”. El creador se esfuerza por exhibir durante este libro que la anarquía no sólo es sinónimo de crueldad, sino que este movimiento también permitió hacer mejor la sociedad al abogar, entre otras cosas, por la igualdad entre hombres y mujeres. El libro es magnífico y está ricamente ilustrado. El libro está constituido de tal forma que todos los contenidos escritos van acompañados de una cita resaltada en el banner de la página y una foto a toda página al otro lado de la historia. El libro es impresionante y yo que aprecio las citas estoy satisfecho. Por otro lado, este es un texto habitual y aunque escrito por un historiador académico, el libro no tiene dentro análisis. Aunque era un neófito en la cuestión de la anarquía, el texto algunas veces me parecía bastante corto y simplista. ?Aquí hay dos ejemplos, pero podría ofrecer otros. Antes que nada, Gaetano Manfredonia, que muestra a Pierre Joseph Proudhon, dice que se quita de la escena política después de ser culpado a tres años de prisión, pero sigo intentando encontrar en el libro las causas de su encarcelamiento. ¿Quizá se me pasó algo por prominente? En segundo lugar, el creador tiene relación al autogobierno yugoslavo como cercano a eso que denuncian los anarquistas de todo el planeta, pero la verdad histórica es muy distinta. Tito y su gobierno están en el radical contrario de lo que Pierre Joseph Proudhon defendió en su tiempo. Además, el creador de esta historia mundial de la anarquía jamás habla de la ambigüedad de algunos individuos históricos que detalla. Éstos siempre se muestran de una forma efectiva. Por último, me habría dado gusto que el creador de este libro hubiera abordado la cuestión del anarquismo que, según algunos expertos, se remonta a los orígenes de la raza humana. En cualquier situación, más allá de sus deficiencias, “Una historia mundial de la anarquía” todavía es un emocionante libro de síntesis con una rica iconografía.

Me hago una pregunta si el filósofo Michel Onfray ha leído este libro y si es así, me gustaría entender qué le pareció. Así que si por al azar pasas por mi sencillo blog, Michel, no tengas dudas en dejarme un mensaje.

En este momento debo responder a mi pregunta inicial donde me preguntaba si la definición de anarquía dada por Larousse en línea no era un poco bastante negativa. Diría que más allá de mi lectura del libro de Gaetano Manfredonia que exhibe que la anarquía no es sólo sinónimo de caos, tenemos que reconocer que los ejemplos de acciones anarquistas no violentas no son varios. Por otro lado, estoy abierto a todas las demás interpretaciones… ¿Qué opinas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *